La posibilidad de volverse invisible es uno de los anhelos del ser humano, desde tiempos inmemoriales. Un sueño reflejado en innumerables libros, series y películas. La empresa canadiense Hyperstealth Corporation está a punto de hacerlo realidad. Ha desarrollado un escudo de invisibilidad que consigue ocultar cualquier objeto o persona que se coloca detrás de él.

Hyperstealth es una de las compañías expertas en camuflaje más importantes del mundo. Sus diseños se han utilizado en más de 6 millones de uniformes militares. Pero Qualtum Stealth, su escudo de invisibilidad, está a otro nivel, porque no camufla a una personas, es decir, no las confunde con el entorno, sino que directamente las vuelve invisibles.

Como podemos ver en la foto de apertura o en el siguiente vídeo, el efecto no es perfecto, pero si resulta espectacular. En la imagen superior vemos cómo el cuerpo de la persona que porta el escudo desaparece de cintura para arriba, y sin embargo si que se ve lo que hay detrás de él: el marco de las ventanas, y el cristal. En este vídeo puedes ver otros muchos ejemplos aún más impresionantes. No deja reproducirlo fuera de YouTube, pero tocando en él podrás verlo desde la ubicación original:

Aunque el efecto no es perfecto, porque el escudo de invisibilidad no es completamente transparente, sí cumple con su función de ocultar un objeto o persona, mientras muestra lo que hay detrás del objeto. Así que realmente lo vuelve invisible. Esto puede ser muy importante en una operación militar, o para preservar la privacidad.

Lo más interesante es que es barato de fabricar y no requiere energía, así que es completamente portátil.

¿Cómo funciona este escudo de invisibilidad? En realidad la ciencia que hay detrás es muy conocida, pues se basa en las clásicas lentes lenticulares. Seguro que has visto alguna vez el efecto 3D que tienen algunas portadas de libros, o algunas carátulas de películas en DVD o Blu-ray, que generan una imagen 3D si la miras de frente, y se vuelve plana si la ves desde los lados. Hyperstealth usa este efecto óptico para ocultar los objetos.


Ahora nos parecen lo más normal del mundo, pero hace 30 o 40 años los espectadores que acudían al cine y veían por vez primera un teléfono móvil, unas gafas de realidad virtual o una impresora 3D, se quedaban alucinados. Estos son los inventos de cine que nos dejaron con la boca abierta.

Este escudo de invisibilidad altera la luz siguiendo los parámetros de la Ley de Snell, que calcula el ángulo de refracción de la luz al atravesar la superficie de separación entre dos medios. Todo objeto tiene un índice de refracción de la luz, y lo vemos distinto si la luz atraviesa el aire, u otro medio como el agua. Es un efecto fácil de comprobar: si metemos una cuchara en un vaso de cristal lleno de agua, vemos la cuchara doblada. Además su forma cambia según desde donde miremos.

Hyperstealth ha aprovechado todos estos conceptos para crear un material que dobla la luz y permite crear puntos ciegos a cierta distancia del escudo de invisivilidad. Como vemos en el vídeo el escudo deja ver lo que hay cerca y lo que hay lejos, pero no lo que está a una distancia media (el objeto a ocultar). No es perfecto porque difumina los fondos, pero puede dar el pego si no sabes que ahí hay algo, o no te fijas demasiado.

De momento no hay información sobre una posible comercialización de esta tecnología, aunque lo más probable es que solo se use en el entorno militar.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *