Sorprende descubrir lo poco que han evolucionado los parabrisas con respecto a otros elementos de los vehículos. Seguimos usando los clásicos limpiaparabrisas, incluso con el viejo chorrito o cortina de agua, con todos los problemas asociados. Uno de los más conocidos es que en invierno es bastante común encontrarse con el parabrisas congelado, cuando vas a coger el coche por la mañana. Especialmente si lo aparcas en la calle. Esto es lo que debes y no debes hacer para quitar el hielo del parabrisas.

Existen viejos trucos que ya usaban nuestros abuelos, desde echarle sal a agua caliente, pero son una mala idea. Noelia López nos revela en un reportaje publicado en Auto Bild, las claves para tratar correctamente con un parabrisas congelado.

No hay que tomárselo a broma. Si no actuamos correctamente podemos terminar con la luna rayada o rota. Las prisas o el enfado nos pueden salir muy caros.


Di adiós al rascador, a los chorros de agua y otras molestias: Tesla quiere sustituir los parabrisas por rayos láser que desintegran la suciedad del cristal.

Lo que nunca debes hacer

Todo el mundo conoce algún truco para descongelar los parabrisas, pero no siempre son válidos.

Echar agua caliente o fría

Humedecer el hielo puede darnos la sensación de que acelera su desaparición, pero no es así. El agua fría se convertirá en más hielo, y el agua caliente puede crear un contraste de temperatura tan fuerte, que provoque un estallido en el cristal.

El único líquido aceptable que se puede usar es el descongelante que se vende justo para esto.

Echar sal

Otro clásico consiste en echar sal en el parabrisas, asumiendo que si la echan en las carreteras para evitar que se congelen, también funcionará en el cristal. Pero no es así. La sal evita que se forme hielo, pero no deshace el hielo. Además puede corroer la carrocería.

Despejar solo el lado del conductor

Muchas veces, con las prisas, limpiamos un poco el campo de visión del conductor, y esperamos a que la calefacción haga el resto. Tampoco es una buena idea porque puede ocurrir que al deshacerse el hielo que queda, cae hacia el lado del conductor. Además si la Guardia Civil te pilla con un parabrisas mal despejado, puede caerte una multa.


Ya puedes probar la aplicación de coches de alquiler Wible. Es totalmente gratis durante los primeros 45 minutos si introduces el cupón WIBLE al darte de alta.

Cómo quitar el hielo correctamente

Lo más razonable es usar el clásico rascador. Si no tienes uno a mano puedes emplear el de la vitrocerámica. Si el hielo no está muy duro vale una tarjeta de crédito o carné caducado, un CD, etc.

Rasca el hielo desde los laterales al centro, y luego quítalo con la mano. Para facilitarte la tarea pon la luneta térmica y la calefacción al máximo y dirige el chorro de aire hacia el parabrisas. 

Es posible que también se haya formado hielo en los faros. Si son halógenos se deshará solo en cuando des las luces. Si son LED no se calientan tanto, así que usa el sistemas del parabrisas.

Cómo evitar el hielo

Hay viejos trucos de la abuela para que el parabrisas no se congele, desde frotarlo como una patata hasta rociarlo con agua y vinagre. Quizá funcionen, pero mancharán la luna y dejarán mal olor.

Es más moderno separar las escobillas del limpiaparabrisas del cristal para que no se queden pegadas, y cubrir la luna con una manta anticongelante. No uses cartones o periódicos, porque se quedan pegados al cristal.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *