El Consejo de Ministros, a propuesta de la titular de Defensa, Margarita Robles, ha relevado al jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general de Ejército Fernando Alejandre, para poner en su lugar al teniente general del Ejército del Aire Miguel Ángel Villarroya, hasta ahora director del gabinete técnico de la ministra.

Robles procede así a la destitución inmediata del jefe operativo de las Fuerzas Armada en su primer nombramiento nada más ser confirmada en la cartera por Pedro Sánchez, pero deja de momento en sus puestos a los jefes de estado mayor del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire. Los tres, al igual que Alejandre, habían llegado a la máxima responsabilidad de la carrera militar en marzo de 2017 elegidos por María Dolores de Cospedal y en el último Gobierno formado por Mariano Rajoy.

Al hacer esa distinción y no relevar en bloque a todos los ‘jemes’, la ministra ‘señala’ a Alejandre con un procedimiento similar al seguido por Pedro Morenés en 2011 al destituir en el primer Consejo de Ministros al Jemad nombrado en la etapa de Zapatero, a José Julio Rodríguez, ya conocido como “Julio el rojo” y que después se pasó a las filas de Pablo Iglesias.

El nuevo Jemad procede del Ejército del Aire, como correspondía por turno rotatorio entre los ejércitos. Miguel Ángel Villarroya nació en La Galera (Tarragona) el 15 de mayo de 1957. Pertenece a la XXXII Promoción de la Academia General del Aire, obtuvo el Despacho de Teniente el 14 de julio de 1980 y es teniente general el 8 de abril de 2017.

Villaroya ha realizado un total de 9.800 horas de vuelo, principalmente en avión T-10 (C130 Hércules) y entre otras, ha participado en misiones durante la Campaña de Liberación de Kuwait, en los Balcanes, tanto como miembro del Destacamento “Ícaro” en Aviano como desde territorio nacional, y durante la guerra civil en Ruanda. En su destino en el 45 Grupo, tanto como Jefe de Fuerzas Aéreas como de la Unidad, estuvo calificado en T-22 (Airbus 310) y en T-18 (Falcon 900), realizando misiones de transporte de personalidades (VIP).



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *