1. El catálogo de juego, eventos y cuotas sobre los que se realizaron las apuestas reclamadas se proveen a las empresas licenciatarias para operar apuestas en España, entre ellas las comercializadas bajo la marca JUEGGING, por operadores de juego internacionales titulares de los derechos de explotación de dichos eventos.

2. La reconocida condición de los denunciantes de “fanáticos” del juego de dardos, hasta el punto de que se afirma haber viajado con la selección española de dardos, explican las posiciones de ventaja que adoptaron, posiciones amparadas exclusivamente en un manifiesto error del proveedor de eventos y cuotas.

3. Más allá de la devolución de las cantidades apostadas, que sí ha ofrecido, resulta absolutamente falso que desde JUEGGING se haya realizado ofrecimiento alguno a los querellantes, y ello por cuanto su posición es que dichas apuestas son nulas de pleno derecho.

4. La de los querellantes es la única reclamación existente en relación con el error cometido por el proveedor, siendo totalmente falso que existan más personas afectadas.

5. Se considera totalmente reprochable la instrumentalización judicial que se está haciendo de la vía penal en este asunto, si bien, en todo caso, JUEGGING considera que, más allá de la presente aclaración, debe limitarse a ejercitar su legítimo derecho de defensa en sede judicial.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *