El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont incidió este lunes, a su llegada por primera vez al Parlamento Europeo tras ser reconocido eurodiputado, en que la UE debe “dejar de mirar hacia otro lado” y le pidió que “se involucre” en la crisis catalana. “Hoy estamos aquí para acreditar que (la crisis catalana) es un asunto europeo y que ha impactado de lleno en los fundamentos de la construcción europea”, subrayó Puigdemont ante la prensa, justo antes de participar en su primer pleno en la Eurocámara. Puigdemont, junto a Toni Comín, ha portado un cartel pidiendo la libertad de Junqueras durante el pleno.

Puigdemont, eurodiputado de JxCat, que ha sido reconocido como tal este lunes ante el pleno de la cámara, añadió que “si la UE fuera verdaderamente un espacio de unión, derechos y libertades”, el líder de ERC, Oriol Junqueras, les acompañaría, “porque tiene los mismos derechos que nosotros”. Asimismo, Puigdemont, que fue recibido a su llegada a Estrasburgo por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el del Parlament catalán, Roger Torrent, consideró que “es obligatorio que la UE deje de mirar a otro lado”.

El expresidente catalán incidió particularmente en la situación de Oriol Junqueras, que perdió su estatus de eurodiputado el pasado 3 de enero después de que el Tribunal Supremo determinara que no goza de inmunidad por estar condenado en firme por el proceso independentista catalán. “Es conveniente para Europa que Oriol Junqueras sea eurodiputado”, opinó.

“A él le votaron también más de un millón de personas, pero sus libertades no son respetadas al mismo nivel que las nuestras“, agregó, y señaló que España “no respeta las reglas que nos hemos dado entre todos, que son las reglas del Estado de Derecho europeo”. Sin embargo, sí que se mostró confiado en que los eurodiputados del PSOE “hagan caso a su jefe de filas”, en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en su discurso de investidura se comprometió a “desjudicializar la política”, recordó Puigdemont.

Puigdemont y Comín debutan en la Eurocámara: “Liberad a Junqueras”

“El suplicatorio es una consecuencia directa de la judicialización de la política. Estoy convencido de que serán coherentes y que esta consecuencia de la judicialización de la política no la van a apoyar”, apuntó. Respecto a este proceso, que el juez Pablo Llarena inició el pasado viernes mediante el envío del suplicatorio a la Eurocámara, Puigdemont afirmó que tienen “sus previsiones” y una “estrategia” de cara a los próximos meses e incidió en que no la dan por perdida pese a que los grupos en los que están el PP, el PSOE y Ciudadanos forman una mayoría en el hemiciclo.

Nuestra biografía demuestra que no damos nada por perdido, porque si lo hubiéramos dado por perdido cuando empezamos el exilio no habríamos salido de casa ni hubiéramos luchado ninguna de las batallas que parecían imposibles y finalmente se ganaron”, señaló.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *