Un casco para bicicleta es un complemento de seguridad indispensable para cualquier ciclista sin importar si circula por carretera, senderos de montaña o carriles-bici. Su función es la de proteger la cabeza de los impactos en caso de caída o accidente y de evitar que se genere un traumatismo con graves consecuencias para la salud. Por ello, y aunque en algunos casos su uso no sea obligatorio según la normativa, debe ser parte fundamental de nuestro equipamiento.

Una buena opción es este casco con visera Shinmax. Lo hemos elegido como el mejor casco para bicicleta dentro de esta comparativa realizada en base al análisis de opiniones y valoraciones de usuarios gracias a su luz LED de posicionamiento, a sus múltiples orificios de ventilación y a su ligera y cómoda estructura de policarbonato y poliestireno expandido. Mención especial merece también este casco de ciclismo ajustable de Kinglead por su gran adaptabilidad y su visera de protección solar. Dos opciones que garantizan la seguridad y el confort del usuario al montar en bici.

El mejor, nuestra elección: Casco para bicicleta con visera Shinmax

Arrancamos con el mejor casco para bicicleta de la marca Shinmax en base a las opiniones de los usuarios de Amazon. Uno de ellos, Alejandro, nos cuenta sobre él que “es uno de los cascos de ciclismo más ligeros que he tenido. Pero, aún así, me aporta toda la seguridad que necesito al moverme con mi bici por la ciudad”. A esto añade Jennifer que “tiene un sistema de ajuste liviano y muy fácil de usar. Además, es un casco con luces que aporta mucha visibilidad durante la noche”. Su nota media es de 4,4 sobre 5 y sus valoraciones de 5 estrellas llegan al 65 %.

Casco para bicicleta con visera Shinmax

Este casco para bicicleta multideportivo y desmontable con sistema de protección de seguridad profesional ha sido fabricado en policarbonato y espuma de poliestireno. Incluye una luz LED con tres modos de iluminación (luz fija y parpadeo rápido y lento) y se puede ajustar cómodamente al tamaño de la cabeza. Además, dispone de multitud de orificios de ventilación para garantizar una transpirabilidad perfecta.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Casco ajustable para bicicleta Kinglead

Con un 4,2 sobre 5 de nota media y un 61 % máximas puntuaciones, este debe definirse como el mejor casco para bicicleta de la marca Kinglead a tenor de las valoraciones de los clientes de Amazon. “Es un casco de ciclismo ajustable con visera magnética que protege del sol igual o mejor que unas gafas de sol convencionales” dice de él Juan Antonio. Asimismo, Roque indica que “al tratarse un casco para bici con visor de escudo extraíble, puede usarse tanto de día como de noche sin problemas.”

Casco ajustable para bicicleta Kinglead

Aquí hablamos de un casco para bici con visera doble y que pesa solo 225 gramos. Esto es posible gracias a que su carcasa mezcla PVC y policarbonato y a que su relleno es de espuma EPS. Ofrece 4 ajustes de tamaño (54-60 cm) e incorpora una luz roja de seguridad. Posee un total de 11 aberturas para que fluya el aire en su interior. Además, en su interior hay un sistema de ventilación porosa que evita que los insectos como, por ejemplo, mosquitos, abejas o avispas puedan llegar a la cabeza.

Comprar en Amazon

Alternativa: Casco para bicicleta con luz de seguridad Kinglead

Terminamos hablando del que, según las reseñas de usuarios de Amazon analizadas, es otros de los mejores cascos de bicicleta de la marca Kinglead. Su valoración es de 4,7 sobre 5 y presume de un 80 % de comentarios de 5 estrellas. Por ejemplo, Enrique afirma que“este casco con forro anti-ácaros y con almohadillas suaves es muy cómodo y versátil. De hecho, además de para montar en bici, lo uso con mi patinete también”. Por su lado, Esther apostilla “me gusta su visera por dos razones. La primera, protege de la luz ultravioleta del sol. La segunda, lo hace evitando que el sudor se acumule en los ojos. Muy recomendable”.

Casco para bicicleta con luz de seguridad Kinglead

Este casco de ciclismo con protección para la luz solar antisudor es ligero, resistente y ajustable. Posee un forro extraíble y lavable y su visera también se puede quitar si se necesita. Posee un práctico sistema de fijación a la cabeza y cuenta con multitud de orificios de ventilación. Cuenta con el certificado CE y es ideal también para BMX y para montar en patinete con seguridad. Incluye una luz LED roja en la parte trasera y una bolsa de transporte.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir un casco para bicicleta y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Tras realizar esta comparativa de cascos para bicicletas nos ha quedado claro que estos son los factores de compra más importantes para los ciclistas:

  1. Uso: no es lo mismo uno de tipo urbano, de montaña o de carretera. Debemos elegir el mejor casco para bici según el uso que le vayamos a dar.
  2. Materiales: es recomendable que la carcasa exterior sea de policarbonato por ser un material muy ligero y sólido. En cambio, el relleno interior ha de estar elaborado en espuma de poliestireno expandido para garantizar una buena amortiguación frente a los golpes.
  3. Forro: lo más acolchado posible. Se recomienda que tenga algún tratamiento anti-ácaros y anti-olor. Además, debe ser desmontable y lavable.
  4. Ventilación: a no ser que seamos profesionales y la aerodinámica sea un factor muy importante para nosotros, debemos elegir un casco de bici con múltiples orificios de ventilación para garantizar la frescura y la transpiración del sudor durante la marcha.
  5. Visera: los mejores cascos de ciclismo equipan viseras que protegen los ojos de la radiación ultravioleta. Si el modelo elegido no posee este elemento, debe al menos permitir la colocación de unas gafas de sol cómodamente.
  6. Diseño ergonómico: el casco debe ser fácil de colocar y proporcionar una sujeción firme y cómoda.
  7. Precio del casco para bicicleta: un casco urbano de buena calidad puede costar en torno a los 40 €. Los específicos para bicis de montaña y de carretera, sobre todo si poseen diseños aerodinámicos, pueden ser sensiblemente más caros.
  8. Mejores marcas de cascos de ciclismo: Kinglead, Shinmax y Giro son tres marcas muy reconocidas por diseñar y vender cascos para bicis con muy buena relación calidad-precio.

¿Qué es un casco para bicicleta?

Un casco para bicicleta es el principal elemento de seguridad que lleva un ciclista. Se trata de un complemento unisex destinado a proteger la cabeza de los posibles impactos contra la superficie originados por una caída o un accidente.

Podemos distinguir los siguientes tipos de cascos de ciclismo:

  1. Cascos urbanos: son bastante simples e incluyen viseras y algunos orificios de ventilación. Son los cascos para bicicleta recomendados para circular en ciudad.
  2. Cascos de carretera: son los utilizados para montar en bici de carretera. Cuentan con formas más aerodinámicas que los urbanos ya que estas bicicletas están diseñadas para rodar por asfalto a más alta velocidad. Pueden ser de tres tipos:

Cascos clásicos de bicicleta de carretera: ofrecen una buena ventilación y carecen de visera. Son los ideales para recorridos con tramos de llano, ascensos y descensos.

Cascos semi-aero: son adecuados para rutas en las que predomina el llano ya que sacrifican parte de su capacidad de ventilación en favor de la aerodinámica.

Cascos aero: son cascos profesionales principalmente. Suelen ser utilizados por sprinters y contrarrelojistas. Suprimen casi la totalidad de sus orificios de ventilación para reducir al mínimo el coeficiente de rozamiento del viento.

  1. Cascos MTB: están diseñados para conducir bicicletas de montaña. Hay tres subtipos de cascos MTB en función de la disciplina para la que hayan sido diseñados:

Casco de Trail: posee una forma poco aerodinámica y cuenta con multitud de orificios de ventilación. Es también un tipo de casco con visera grande.

Casco de visera: el más habitual. Son los mejores cascos de ciclismo para las disciplinas Rally y XC. Son una versión más robusta y menos aerodinámica de los cascos de carretera.

Casco de Enduro: el Enduro se considera la disciplina más peligrosa del MTB. Por ello, se trata de un casco integral con protector de barbilla similar al de un casco de moto.

¿Cómo se usan y para qué sirven?

Colocar sobre la cabeza cascos para bicicleta ajustables es muy sencillo:

  1. Colocamos el casco sobre la cabeza de modo que quede perfectamente equilibrado, es decir, sin inclinarse hacia la frente ni hacia la nuca.
  2. Apretamos el sistema de retención a la frente y a la nuca para que quede firme pero sin llegar a molestar.
  3. Ajustamos las hebillas tratando de que queden bien equilibradas y por debajo de las orejas. Nunca debe quedar cerca de la barbilla ya que esto puede hacer que el casco se suelte.

La función de los cascos de ciclismo para adultos y para niños es la de proteger la cabeza de los golpes que el ciclista puede sufrir por culpa de una caída.

¿Por qué es necesario usar casco mientras manejamos una bici?

Los mejores cascos para bicicleta son capaces de absorber el 100 % de la fuerza de los impactos sufridos en la cabeza a una velocidad de hasta 25 km/h. Esto se traduce en que consiguen evitar que se produzcan lesiones en el 85 % de los accidentes que conllevan un golpe en esa delicada zona del cuerpo del ciclista.

Debemos de andar en bici usando casco, siempre. Hazte con uno que deje circular bien el aire para evitar exceso de sudor

Además, un ciclista cualquiera se enfrenta a multitud de riesgos a la hora de montar en bici que hacen indispensable el uso del casco:

  1. Compartir la calzada con peatones y vehículos. Cualquier error o comportamiento imprevisible de un tercero o del propio ciclista puede conllevar una caída y un golpe en la cabeza.
  2. Caídas provocadas por errores de cálculo o por asfalto mojado.
  3. Golpes contra ramas.
  4. Pinchazos, escape de la cadena y otras averías mecánicas que puedan comprometer la estabilidad del ciclista.

¿De qué manera protege el casco a los ciclistas?

Para entender cómo funciona un casco de ciclismo es necesario primero conocer sus partes:

  1. Carcasa rígida: es la parte externa del casco. Suele estar formada por una cubierta de policarbonato de una única pieza que llega desde la frente hasta la nuca. Puede incorporar o no ranuras de ventilación.
  2. Tejido interno: debajo de esa carcasa hay un aglomerado de espuma de poliestireno expandido. Este material tiene una elevada capacidad para absorber la fuerza de los impactos.
  3. Forro: es la parte que separa la cabeza del ciclista de la espuma de poliestireno expandido y de la carcasa.
  4. Correas y hebillas: para garantizar la perfecta sujeción del casco a la cabeza.

Cuando un ciclista cae al suelo y da con su cabeza en el asfalto, la fuerza del golpe se concentra sobre un punto concreto de la carcasa del casco. Sin embargo, al pasar de esta parte externa a la espuma de poliestireno expandido alojada en su interior, esa energía de impacto se reparte por toda su superficie, de modo que llega de forma mucho menos lesiva a la cabeza del usuario. Además, el sistema de sujeción garantiza que el casco no pueda salir disparado.

La carcasa exterior del casco puede romperse o no por el golpe. Sin embargo, los especialistas recomiendan siempre cambiar de casco de ciclismo cuando ha sufrido un impacto al circular ya que sus prestaciones pueden verse comprometidas si se produce otro.

¿Qué ropa debo usar para manejar bici?

Después de comprar un casco de ciclismo homologado adecuado llega el momento de pensar en el resto de nuestro equipamiento:

  1. Maillot: es un tipo de camiseta pensado específicamente para montar en bici. Suele ser bastante transpirable. Pueden ser de manga corta o larga.
  2. Culotte: también puede ser largos (hasta el tobillo o por debajo de la rodilla) o corto (por encima de la rodilla). Cuenta con una zona acolchada que protege el perineo del sillín y aporta mayor confort.
  3. Zapatillas de ciclismo: la elección dependerá de si la bicicleta posee pedales automáticos o no.
  4. Abrigo: puede ser una simple chaqueta que aporte un extra de calor. Sin embargo, también hay impermeables perfectos para protegernos de la lluvia y cortavientos para reducir la sensación de frío cuando hay viento fuerte.
  5. Complementos: gafas de sol para evitar deslumbramientos que comprometan nuestra seguridad, guantes que protejan del frío las manos y permitan cambiar de marchas y accionar las manetas de freno cómodamente y manguitos para mantener calientes los brazos.

¿Qué otro tipo de protección necesito al manejar bicicleta?

Está claro que los cascos para bicicletas resistentes son los elementos de seguridad más importantes para cualquier ciclistas. Pero hay otros que tampoco deben faltar en su equipamiento:

  1. Reflectantes: tanto en la bicicleta como en el resto de ropa usada por el ciclista, sobre todo, si va a circular durante la noche. De hecho, hay cascos con luces ideales en este sentido. Son indispensables para que los conductores el vean.
  2. Luces: una en la parte delantera y otra en la trasera. Sirven tanto para iluminar el asfalto e incrementar la visibilidad del usuario como para que el resto de usuarios de la vía nos vean.
  3. Gafas de sol: proteger los ojos de la radiación ultravioleta es básico para un ciclista. El sol puede originar destellos que comprometan su visibilidad y dar lugar a un accidente.
  4. Timbre: se utiliza para alertar a los demás usuarios de la vía de nuestra presencia cuando sea necesario.

Medidas de protección para manejar bici

Ya tenemos un casco de ciclismo cómodo, ropa reflectante, luces y un timbre en nuestra bici. Ahora, para montar en bici de manera todavía más segura, debemos tener en cuenta estas recomendaciones:

  1. Siempre hay que montar en bicicleta en el mismo sentido en que lo hacen los coches.
  2. En caso de haber carril-bici, utilizarlo siempre.
  3. Usar espejos retrovisores para controlar mejor lo que sucede por detrás y a nuestros lados.
  4. Ocupar siempre la parte central del carril. Muchos ciclistas creen que deben ir por la zona derecha para permitir que los conductores nos adelanten más fácilmente, pero no. Si hacemos esto, el usuario de algún vehículo aparcado puede abrir la puerta y desencadenar un accidente.
  5. Indicar con antelación si vamos a girar a la izquierda o a la derecha.
  6. Elegir siempre aquellas calles menos transitadas por coches y peatones para realizar nuestra ruta.
  7. Utilizar siempre más el freno trasero que el delantero para evitar caídas.
  8. En las bajadas, mantener siempre los dedos sobre las manetas de los frenos.
  9. No usar auriculares, tapones ni cualquier otro elemento que dificulte que escuchemos a nuestro alrededor.
  10. No tener miedo, aunque sí respeto.

Consejos para manejar bici por primera vez

Muchas personas regalan cascos de ciclismo infantiles a sus hijos para enseñarles a montar en bicicleta. De hecho, hay adultos que no pudieron aprender de pequeños y que quieren hacerlo ahora. Da igual. Estos consejos son muy útiles para aprender a pedalear sin ayuda:

  1. Buscar el lugar ideal: debe ser llano, poco o nada transitado por personas y coches y carente de obstáculos. Por ejemplo, el parking descubierto de un centro comercial un domingo puede ser un sitio perfecto.
  2. Ajustar la bicicleta: colocar el sillín y el manillar, aproximadamente, a la altura de la cadera. Al montar, las piernas y los brazos no deben quedar rectos del todo, sino un poco flexionados para hacer más cómoda la postura.
  3. Empezar a rodar: si estamos solos, lo más recomendable es quitar los pedales para darnos impulso con los pies y aprender a mantener el equilibrio. Si estamos acompañados, es recomendable que alguien nos empuje.
  4. Arrancar el pedaleo: siempre desde el pedal que se sitúe en la parte más elevada. Siempre será más fácil mantener el equilibrio si alcanzamos mayor velocidad inicialmente que si vamos muy despacio.
  5. Otros: una vez que mantengamos el equilibrio y sepamos pedalear en línea recta, llega el momento de empezar a practicar con las curvas y con los frenos.

¿Qué diferencias existen entre los cascos para bici y los cascos para patines?

Aunque parezcan similares, un casco de bicicleta y un casco de patinaje no son iguales. Lo mismo sucede si hablamos de un casco de skateboarding. Estos son los elementos que diferencian a ambos tipos:

  1. Resistencia: los cascos de ciclismo están pensados para proteger al ciclista de impactos fuertes y muy fuertes sobre superficies duras. En cambio, los de patinaje son diseñados para aguantar una gran cantidad de pequeños golpes.
  2. Diseño: los cascos para patines son redondos y cubren mejor la parte posterior de la cabeza. En cambio, los cascos de bici disponen de diseños aerodinámica y orificios de ventilación para mantener fresco al usuario.
  3. Forro: es suave y blando en los cascos de patinaje y skateboarding y relativamente duro y rígido en los de ciclismo debido a la cubierta interna de polietileno.

No te dejes engañar. Busca cascos para bicicleta homologados y resistentes para proteger bien tu cabeza

¿Se puede usar un casco de ciclismo para patinar? Sí, pero no es recomendable ya que no está diseñado para soportar pequeños y frecuentes golpes como los que se producen al aprender a patinar.

¿Y es posible utilizar un casco de patinaje para montar en bici? No. Este tipo de cascos no poseen la suficiente capacidad para reducir la fuerza de un impacto contra el suelo a alta velocidad (20 km/h o más), por lo que no son seguros para este uso.

¿Cuáles serían las consecuencias en caso de tener un accidente en bici y no llevar casco?

Sufrir una caída y golpearnos la cabeza contra el suelo o contra un bordillo sin llevar casco puede ser muy grave. Las consecuencias de esta irresponsabilidad respecto a nuestra salud son las mismas que las de sufrir un traumatismo craneal por cualquier otra razón:

  1. Fracturas óseas en el cráneo.
  2. Hemorragias cerebrales internas.
  3. Pérdida de la conciencia y de la memoria de forma temporal o permanente.
  4. Visión borrosa.
  5. Problemas de coordinación.
  6. En el peor de los casos, la muerte.

Todas ellas son consecuencias que se pueden evitar usando un simple casco para bicicleta barato.

¿Cómo hacer que mis hijos usen el casco?

Aproximadamente, el 80 % de los niños que acuden a urgencias por culpa de un accidente con su bici no llevaba casco en el momento de sufrirlo. Esto evidencia la importancia de que lo utilicen, aunque, para los padres, no siempre es fácil conseguirlo. Estos son algunos consejos que pueden resultar muy útiles:

  1. Enseñarles a ponerse el casco desde que aprenden a montar en bici: esta es la forma más efectiva de que adquieran este hábito de por vida.
  2. Darles ejemplo: nosotros mismos, como sus padres, debemos usar casco al montar en bici para que ellos asimilen que esa es la conducta adecuada.
  3. Premiarles siempre que utilicen el casco sin que se lo hayamos dicho previamente: con alabanzas, algún regalo, etc.
  4. Explicarles por qué es necesario el uso del casco para montar en bici: describiendo las lesiones de forma que las puedan entender.
  5. Usar referentes: por ejemplo, si a nuestros hijos les gusta el ciclismo o las carreras de motos, podemos usar como ejemplo a sus deportistas preferidos para que comprendan la necesidad de usar el casco.
  6. Nunca permitir al niño montar en bici sin casco: no debemos hacer ninguna excepción ni concesión en este sentido.
  7. Dejarles elegir: seguro que en la tienda de ciclismo más cercana o por Internet los niños encuentran un casco para bicicleta de diseño juvenil que les guste y que les motive a usarlo.

¿Cuáles son las reglas de circulación?

Para circular por carretera en bici debemos cumplir una serie de normas:

  1. Conducir por la zona central del carril si hay vehículos aparcados a la derecha.
  2. Disponer de frenos en la parte delantera y trasera de la bici.
  3. Contar con un timbre o bocina en la bici.
  4. Poseer una luz delantera y otra trasera si circulamos de noche.
  5. Señalizar los giros a la derecha y a la izquierda utilizando los brazos.
  6. Los pasos de peatones hay que cruzarlos siempre a pie, es decir, bajados de la bicicleta.
  7. El ciclista solo tiene prioridad dentro del carril-bici.
  8. Los ciclistas solo pueden circular en paralelo de dos en dos.
  9. Es posible circular en bici por una autovía (pero no por una autopista) siempre que no haya una vía alternativa, cuando exista un arcén bien habilitado y si no hay señales que lo prohíban expresamente. La edad mínima para esto son 14 años.
  10. Los ciclistas están sujetos a los mismos límites de alcoholemia que los conductores y pueden ser objeto de sanciones administrativas.

¿Existe alguna ley que me obligue a usar casco? ¿Por qué?

Sí. Es el Reglamento General de la Circulación, sobre el cual todos los conductores deben examinarse para obtener su carné de conducir. Este afirma que el uso del casco para montar en bicicleta es obligatorio en los siguientes casos:

  1. Los menores de 16 años, sin importar el tipo de vía por el que circulen, deben llevar casco.
  2. Cualquier ciclista sin importar su edad a la hora de montar en bicicleta fuera de entornos urbanos.

¿Puedo ser multado por no usar casco?

Obviamente, . El Reglamento General de la Circulación prevé multas de 200 € para los menores de 16 años que circulen en bicicleta sin casco (los responsables de pagarlas serán sus padres) y para cualquier usuario que haga lo mismo fuera del entorno urbano.

¿Cuáles son las mejores opciones de cascos para bici?

Según las opiniones en cascos para bicicletas analizadas en esta comparativa, hay marcas especialmente valoradas por la buena relación calidad-precio de sus principales creaciones. Son estas:

  1. Shinmax: la mejor marca de cascos para bicicletas de uso urbano. Se trata de piezas de diseño ergonómico y muy transpirables gracias a sus múltiples orificios de ventilación estratégicamente colocados. Suele incluir luces en estos cascos para su uso nocturno.
  2. Kinglead: una buena alternativa a la hora de encontrar buenas ofertas en cascos de ciclismo urbanos. Destaca por incluir viseras oculares que protegen los ojos del sol y del viento.
  3. Giro: la opción ideal para quienes buscan un casco para bicicleta de carretera con certificación CE. Sin duda, es una de las mejores marcas en este sentido y sus principales modelos son utilizados, incluso, en el ámbito profesional.

En definitiva, compra el mejor casco de ciclismo según el tipo de bici que uses y los lugares por los que suelas circular y siéntete protegido en todo momento.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *