Para Apple, el éxito estos días viene en pequeños frascos. En su último año fiscal, que acaba de cerrar con este trimestre acabado en septiembre, el gigante tecnológico ha conseguido casi tantos ingresos con las ventas de su colección de wearables y accesorios como de lo que ha conseguido vendiendo sus aclamados ordenadores Mac.

El negocio de wearables y accesorios de la compañía —que incluye los Apple Watch, los AirPods o el altavoz inteligente HomePod— parece estar en camino de convertirse en la segunda línea de negocio de productos tras el iPhone y en su tercera categoría global de negocio tras los smartphones y los servicios.

“Los wearables han funcionado extremadamente bien”, dijo el CEO de Apple, Tim Cook, durante una conferencia con analistas de Wall Street este miércoles tras la presentación de resultados del último trimestre. “Estamos encantados con los resultados”.


Los auriculares inalámbricos de referencia de Apple marcan el camino en el mercado. Tienen cancelación de ruido e integran el asistente virtual Siri.

Apple ha reportado ingresos y beneficios por encima de lo esperado en su último trimestre. El auge de los wearables y accesorios de la compañía ha ayudado a la compañía a maquillar la bajada de las ventas de los iPhone.

En este período, las ventas de los wearables y accesorios aumentaron un 54% respecto al mismo período del año anterior hasta los 6.500 millones de dólares. Por contra, las ventas de los iPhone cayeron un 9% hasta los 33.400 millones de dólares

En este año fiscal el negocio de wearables de Apple ha generado 24.500 millones de dólares en ventas. Eso es el 95% de lo que representa el negocio de los Mac en ese mismo período.

En comparación, a lo largo del año anterior, los wearables y accesorios solo lograron alcanzar el 69% de las ventas que consiguieron los Mac, y hace dos años apenas llegaron a la mitad.

Apple supera los objetivos de ingresos de Wall Street impulsada por el auge de sus wearables y servicios

Cook cree que Apple apenas acaba de sentar las bases del negocio de wearables y accesorios. Las ventas de los AirPods “siguen alcanzando nuevos récords”, según admitió a los analistas durante la conferencia. Mientras tanto, 3 de cada 4 compradores del Apple Watch en este período estaban comprando su primer reloj de Apple, según él mismo confirmó.

“Todavía estamos en fase de construcción”, resumió Cook.

Y los nuevos productos podrían seguir alimentando el negocio. Este mismo miércoles Apple ha lanzado sus nuevos AirPods Pro. A diferencia de los antiguos AirPods, estos nuevos auriculares inalámbricos incluyen tecnología de cancelación activa de ruido y resistencia al agua. Valen 279 euros, por lo que también cuestan 100 euros más que la generación anterior.

Pero no esperes que Apple facilite datos concretos sobre el número de Apple Watch o AirPods que ha vendido. En respuesta a la pregunta de un analista durante la conferencia de resultados, Cook ha reiterado que no van a divulgar la cifra exacta de wearables. “Pero bien hecho intentando hacer que lo diga”, respondió Cook.

Artículo publicado originalmente por Troy Wolverton en Business Insider.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *