Durante este fin de semana, la aplicación ZAO ha llenado los titulares de numerosas publicaciones. Esta aplicación, capaz de generar deepfakes en cuestión de segundos, ha creado tanta controversia como asombro por su fácil uso. Tanto es así, que en China está siendo una de las aplicaciones más descargadas en los últimos días. Sin embargo, sin haber salido todavía del país, ya ha empezado a ser limitada.

ZAO permite poner la cara de un usuario cualquiera sobre un fotograma cinematográfico con gran realismo y en un par de clics. Lo que más ha sorprendido es la capacidad para generar los deepfakes sin necesidad de tiempo ni esfuerzo, tan sencillo como subir stories a Instagram.

WeChat, uno de los servicios de mensajería a través de telefonía móvil más populares del país, ha limitado el acceso de los vídeos de ZAO a su aplicación. El motivo no es solamente la vulnerabilidad a la que puede verse sometida la privacidad de los usuarios, sino los derechos.

Las cláusulas de la aplicación ZAO le otorgan la propiedad total y los derechos de autor sobre cualquier contenido que haya creado. Algo controvertido, como si PhotoShop se quedase con los derechos de cualquier imagen que hayas tratado con él.

Desde ZAO se ha afirmado que usarán los derechos sobre las creaciones con la intención de mejorar la aplicación y estudiar los deepfakes y los vídeos como base para progresar en su software, así como que borrarán todo el contenido de los usuarios. 


Nueva versión de una de las pulseras más populares para hacer deporte. La Mi Band 4 cuenta con pantalla OLED a color, nuevos deportes que puede registrar, es sumergible, con batería para 20 días y control de la reproducción de música del móvil.

Pero las explicaciones no han detallado otras preguntas que pueden surgir. ¿Puede quedarse ZAO con los derechos de creaciones realizadas sobre imágenes cinematográficas que ya cuentan con sus propios derechos? ¿Asumen los usuarios de ZAO que la empresa se quede con sus caras? ¿Qué hará ZAO con las fotografías y datos biométricos de los usuarios? Muchas cuestiones para una aplicación que ha surgido de la nada en cuestión de días.

Desde WeChat, creada por Tencent, se han limitado las invitaciones para usar la aplicación a través de su plataforma, así como la misma descarga. Se alega que es por cuestiones de seguridad y lo más probable es que siga así hasta que se aclaren muchos de los términos sobre derechos y privacidad que debe detallar ZAO.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *