Amazon ha hecho oficiales sus planes para España con AWS a medio plazo. El servicio de computación en la nube AWS de Amazon dispondrá en España de tres nuevos centros de datos para mejorar la infraestructura en España, Europa y globalmente. Actualmente Amazon dispone de centros de datos distribuidos por todo el mundo, aunque no en España, donde llegarán en 2022 (o a principios de 2023) según los planes de la compañía.


Tal y como ha indicado Werner Vogels, CTO de Amazon, el siguiente objetivo de la compañía para los próximos años es España junto a Indonesia, Sudáfrica e Italia. Actualmente AWS dispone de un total de 69 centros de datos para 22 regiones de todo el mundo. España se sumará a los centros de datos europeos ya disponibles en Londres, París, Estocolmo, Dublin, Frankfurt y el futuro de Italia en Milan.

Estos tres centros de datos en España estarán ubicados en Aragón. Siendo Madrid y Barcelona dos puntos estratégicos para startups y empresas importantes de España (Amazon indica que dos tercios de las empresas del IBEX35 son clientes AWS) tiene sentido que se encuentren relativamente cerca de estas ciudades, sin embargo no hay nada confirmado para asegurar que está sea la razón principal. Se espera que los centros estén operativos a finales de 2022 o a principios de 2023.

Según ha declarado Miguel Álava, responsable de AWS para el Sur de Europa, a El País, los tres centros de datos se encontrarán relativamente cerca entre ellos, aunque con la distancia suficiente para que, en caso de un imprevisto, sólo deje de operar uno de ellos y no afecte a los demás. De este modo el servicio sigue disponible para los clientes.

Qué puede aportar los centros de datos AWS en España

Ahora bien, ¿por qué es relevante esto? El CTO de Amazon ha hecho hincapié en todo tipo de empresas y organismos de España que forman parte de AWS. Los centros de datos permiten a las empresas y los servicios almacenados en ellos distribuir el contenido mediante internet. Cuanto más distribuidos estén estos centros de datos y más cercanos se encuentren del proveedor y el cliente final, más estabilidad y velocidad se obtiene. Normalmente cada centro de datos funciona de forma independiente, por lo que si uno cae se puede operar desde otros centros de datos cercanos.


Hay otro punto relevante y tiene que ver con la legislación de cada país. Los servicios almacenados en un centro de datos estarán bajo las leyes del país donde se encuentre dicho centro de datos. En este caso, aquellos que se almacenen en alguno de los centros de datos de España dependerán de la legislación española (o en su defecto de la europea).

Por último, hay que tener en cuenta que al final es una inversión importante por parte de Amazon en la economía local. La empresa no ha especificado cuánto esperan invertir, aunque sin duda es una apuesta por seguir operando en el país.

Más información | All Things Distributed

Imagen | Jordan Harrison



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *