La Dark Web tiene una rival para llevar a cabo transacciones y servicios de dudosa legalidad y poca moral. Se trata de la Invisible Net, una herramienta que no constituye un espacio en sí mismo ni requiere el uso del navegador TOR, sino que se trata de un conjunto de aplicaciones, fotos o chats de índole privada o encriptada que los ciberdelincuentes usan para sortear la vigilancia policial y realizar sus oscuras artimañas.

El acceso a la Invisible Net, tal y como detallan desde la web de Panda Security, se lleva a cabo mediante medios y dispositivos ajenos como foros de carácter cerrado, chats que precisan invitación o aplicaciones de tipo cifrado. 

El cambio desde los mercados ilegales de la Dark Web como Silk Road a la Invisible Net se ha producido por la falta de seguridad que los criminales experimentan en las profundidades abisales de Internet, ya que investigaciones policiales han conseguido rastrear su actividad.


Estos son los teléfonos móviles más vendidos en Amazon España, entre los que destacan varios smartphones de Xiaomi, marca que domina de forma aplastante el top de esta tienda.

El cifrado de extremo a extremo, con múltiples beneficios para la mejora de la privacidad y la seguridad de los usuarios, también puede ser un potente arma de doble filo empleada en la mensajería instantánea para compartir pornografía infantil, traficar con armas u órganos o vender drogas, entre otras actividades ilegales.

En este sentido, un reciente estudio dirigido por el Dr. Mike McGuire, criminólogo de la Universidad de Surrey, confirmaba que los delincuentes digitales pueden cubrir mejor sus huellas para evitar que las autoridades accedan a la información relacionada con los negocios usando la Invisible Net.

De forma paralela a la popularización del uso de la web invisible, se ha detectado un aumento considerable de los ataques a las grandes y medianas empresas. De esta manera, cada vez es más difícil detectar actividades ilícitas debido a la técnica que se sirve de las apps encriptadas. El modus operandi de los delincuentes es trasladar los detalles de sus actividades a chats de aplicaciones protegidas y plataformas cifradas como Telegram.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *