Hace días se filtró y ya es oficial: Google compra Fitbit por 2.100 millones de dólares, según han comunicado las dos compañías.

Google consigue adquirir una empresa con un largo recorrido en el sector de los wearables para impulsar su propia división de smartwatches con el sistema operativo WearOS, que no ha conseguido rivalizar con otras alternativas como las de Apple.


Una compra para mejorar WearOS y Google Fit

La adquisición también debe entenderse desde un punto de vista del software y los datos relacionados con la salud, pues Fitbit dispone de un gran número de usuarios (28 millones) y recientemente ha estado invirtiendo una gran cantidad de recursos en su propio servicio Fitbit Premium.

Se desconoce cuál será el destino de esta herramienta, aunque encajaría fácilmente con Google Fit. Si bien, desde Fitbit explican que los usuarios seguirán manteniendo el control sobre sus datos y la compañía nunca venderá esta información personal. Asegurando que tampoco utilizarán estos datos para los anuncios de Google. Desde Google, explican que los usuarios de Fitbit podrán exportar o borrar sus datos en caso que lo deseen.

Los productos de Fitbit seguirán estando disponibles y la compañía ha expresado que tanto Android como iOS mantendrán el soporte, de manera equivalente.

La operación ha sido cerrada entorno a los 2.100 millones de dólares, a un valor de 7,35$ por acción en efectivo. “Google es un socio ideal para avanzar en nuestra misión. Con los recursos y la plataforma global de Google, Fitbit podrá acelerar la innovación en la categoría de wearables, escalar más rápido y hacer que la salud sea aún más accesible para todos”, ha declarado James Park, cofundador y CEO de Fitbit. La compra está prevista que se materialice en 2020 y estará sujeta a las distintas regulaciones.

La compra encaja en la estrategia de Google para reforzar un sector donde no ha tenido éxito frente a marcas como Apple con su Watch, Samsung o Xiaomi. A principios de 2019, Google adquirió la división de Fossil destinada a WearOS por 40 millones de dólares.

Con la compra de Fitbit, Google se refuerza otra vez en el hardware. Un terreno en el que desde hace años está apostando con sus productos “made by Google”, pero donde todavía tiene margen frente a sus competidores.

Más información | Google | Fitbit



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *