Casi toda actividad suele llevar un proceso de aprendizaje y reciclar puede ser un ejemplo. Además de separar el vidrio, el papel o los envases de la materia orgánica, hay otro tipo de materiales o elementos que no se pueden tirar a los contenedores habituales o con los que es posible que se dude.

Con ese planteamiento, vamos a comentar algunas cosas con las que es posible que dudes sobre cómo reciclarlas o para las que vamos a darte un consejo sobre el modo de darles una segunda vida para aprovecharlos mejor. Seguro que descubres algo que conocías anteriormente.

Bombillas, césped, medicinas… ¿Sabes cómo reciclar todo esto?

 

Toma nota de estas 10 cosas, seguro que tienes alguna en tu casa de la que pronto te desharás.

  • Bombillas. No debes tirarlas a ninguno de los contenedores que suelen utilizarse habitualmente, sino a específicos para ellas, al igual que pasa con las pilas. Si tienes dudas, en las ferreterías suele haber.
  • Tornillos. Si piensas que no vas a darles una segunda vida, deshazte de ellos en el contenedor normal. Los elementos metálicos son fáciles de recuperar mediante imanes en los centros de basura.
  • Gafas. Busca por internet dónde tienes un punto cercano. Muchas ópticas, farmacios y ONGs ayudarán a que esas gafas lleguen a alguien que las necesite.
  • Aceite. Afortunadamente, cada vez hay más ciudades que facilitan la recogida de aceite o ponen puntos en los barrios. No lo tires a la basura normal por ser muy contaminante y menos todavía por el fregadero.
  • CD. Los lugares de reciclaje ideales para los CDs que ya no utilices son los puntos limpios de electrónica, donde se dejan ordenadores o televisores antiguos .
  • Césped. Si tienes jardín y has hecho una poda, contacta con tu ayuntamiento.
  • Chicles. Aunque son muy contaminantes, lo mejor es tirarlos a la basura normal.
  • Medicinas. Nunca las tires a la basura, todas las farmacias las recogen aunque estén caducadas. A muchas se les puede dar una segunda vida.
  • Juguetes. Si quieres deshacerte de ellos, lo mejor es el contenedor de envases. Pero si están más o menos nuevos, seguro que encuentras alguna ONG que pueda dárselos a algún niño que los disfrute.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *