¿Imaginas llegar a un país cuyo idioma no conoces, salir del aeropuerto, decirle al taxista en tu perfecto castellano que por favor te lleve al centro de la ciudad… y que te entienda? En esta era de Google Traductor que por suerte nos ha tocado vivir, el idioma ya no es una barrera (tan grande) a la hora de viajar por el mundo. Travis Touch es un dispositivo de bolsillo que llega con la promesa de permitir la comunicación en tiempo real hasta en 105 idiomas diferentes.

Vamos a ponernos en contexto. Travis es una empresa de origen holandés que lleva años tratando de hacer realidad su proyecto de lanzar al mercado un dispositivo que permita traducir de forma simultánea cualquier conversación en dos idiomas diferentes. De hecho, en ComputerHoy.com os hemos hablado de ellos alguna vez: durante varios años seguidos, Travis ha sido una marca que no se ha querido perder la visibilidad de ningún CES, Mobile o cualquier otra feria tecnológica que se precie.

Parece que este esfuerzo ha tenido su recompensa. La compañía logró recaudar 1,8 millones de dólares en su campaña de crowdfunding en Kickstarter, y conseguida la financiación necesaria su idea es vender este dispositivo por 199 euros. Hemos tenido la oportunidad de usarlo durante varios días con personas de diferentes nacionalidades (no olvidemos que es capaz de traducir hasta 105 idiomas), y más allá de poner a prueba su fiabilidad, sobre todo hemos querido entender qué ofrece de diferente respecto a un móvil con el traductor de Google.


Travis Touch es un traductor simultáneo de bolsillo que traduce hasta 105 idiomas. Se conecta a internet mediante WiFi o tarjeta de datos 4G LTE, así como también dispone de un modo offline sin conexión.

Travis Touch es un dispositivo de bolsillo que incorpora una pantalla táctil a color con una interfaz alimentada por Android. Tiene WiFi, Bluetooth y ranura para tarjetas SIM (3G/4G), y aunque también funciona en modo offline, su verdadero potencial solo se consigue si estás conectado a internet.

En cualquier caso, el hecho de que el dispositivo permita traducir voz sin conexión a internet ya es un punto a su favor frente a Google Traductor, cuya aplicación para móviles sin conexión de red a día de hoy solo es capaz de traducir texto introducido a mano o texto reconocido a través de la cámara.

 Traductor de TravisGoogle Traductor
¿Modo offline?
Idiomas disponibles con conexión a internet105+100
Idiomas disponibles en offline

9 de entrada

16 de salida

Los que descargues de antemano
Funcionalidades en offlineTraducción de voz (básica, palabra por palabra)

Traducción de texto

Reconocimiento y traducción de texto a través de la cámara

El traductor de Travis en modo offline es capaz de reconocer hasta nueve idiomas diferentes de entrada, y puede traducir todo lo que se le diga por voz a través en hasta 16 idiomas de salida. En cualquier caso, la del modo sin conexión es una traducción bastante básica, más enfocada a traducir palabra por palabra que realizar traducciones de frases completas apoyadas en la inteligencia artificial, que es lo que hace cuando sí tiene conexión de red.

Si lo utilizas sin conexión a la red, comprobarás que el traductor se vuelve lento y no siempre acierta a traducir lo que le estás pidiendo –especialmente si utilizas un idioma diferente al inglés–. De hecho, en más de una ocasión te tocará repetir varias veces lo que le has dicho para que te entienda.

El modo offline puede servir para cuando quieras decir algo muy simple a otra persona en otro idioma, o cuando necesites entender lo que te está diciendo alguien en una situación muy concreta, pero para todo lo demás el verdadero potencial del Travis Touch se consigue teniéndolo conectado a la red.

¿De qué formas se puede conectar a internet este traductor? Lo puedes hacer de dos maneras: insertando una tarjeta SIM en su interior, lo cual te obliga a tener una tarjeta adicional a la que lleves en tu teléfono cuando te vayas de viaje (aunque existe la posibilidad de compartir la señal a través del WiFi), o compartiendo datos a través del WiFi de otro dispositivo (puedes hacerlo tanto desde tu móvil como desde un repetidor MiFi).

La interfaz del traductor Travis de bolsillo está alimentada por Android, de manera que los menús que te vas a encontrar para configurarlo recuerdan mucho a los móviles de hará tres o cuatro años que traían capas de personalización muy simples. Es bastante sencillo de configurar inicialmente.

Travis tan solo almacenará las últimas 20 traducciones realizadas a través de él, y si quieres puedes escucharlas de nuevo desde el historial que se encuentra en los ajustes.

El funcionamiento del dispositivo es también muy sencillo. Solo te interesarán dos botones: el de la izquierda, que sirve para hablar con el idioma que tengas configurado en ese lado de la pantalla, y el de la derecha, que sirve para hacerlo con el otro idioma. Pulsas el botón, y hablas; después, verás (y oirás) la traducción.

El botón central, denominado “Magic Button”, en teoría se utilizaría para seleccionar los idiomas vía comando de voz, pero tiene un funcionamiento tan impreciso que al final lo más rápido y práctico acaba siendo seleccionar el idioma manualmente desde la pantalla táctil.

 Especificaciones de Travis Touch
Dimensiones109 x 59 x 17,45 mm
118 gramos
Pantalla2,4″, 320 x 240 píxeles
Sistema operativoTravis OS (instalado sobre Android)
ProcesadorDe cuatro núcleos, 1,28 GHz
RAM y memoria1 GB de RAM, 8 GB de memoria interna
ConectividadesWi-Fi: 802.11 a/b/g/n
Bluetooth 4.0
4G, 3G y 2G
Batería2.500 mAh
Colores disponiblesNegro y blanco
Precio199 euros

La pantalla, por cierto, es de 2,4 pulgadas (320 x 240 píxeles de resolución) y si algo hemos comprobado durante nuestras pruebas es que no destaca precisamente por su alto nivel de brillo. En exteriores puede llegar a costar ver con claridad su contenido (el panel refleja mucho, lo que dificulta todavía más su uso en ciertas situaciones).

Lo que no ha sido un problema para nosotros durante el análisis del dispositivo ha sido la batería. 2.500 mAh para un aparato de estas características resultan más que suficientes para varios días de viaje, y en el peor de los casos cualquier cable microUSB te servirá para cargar la batería.

Varias personas de la redacción –así como también otros departamentos de nuestra empresa– hemos probado a viajar con el traductor de Travis a diferentes partes del mundo –China, Australia, diferentes países de Europa…–, y al final todos hemos vuelto con una conclusión clara: si no te manejas nada con el inglés, sí le sacarás partido a este traductor. Pero si no, si eres capaz de comunicarte mínimamente en inglés, no tiene ningún sentido que te gastes este dinero en él.

Otra cosa es que, incluso teniendo un buen nivel de inglés, vayas a viajar a una parte remota del mundo en la que tus interlocutores no se manejen con otros idiomas. Ahí sí tiene sentido un traductor simultáneo que te permita mantener una conversación más o menos fluida a viva voz.

Travis Touch es un producto caro, que por 199 euros supera el precio al que puedes comprar cualquier móvil barato con conectividad de datos y sistema operativo Android. La ventaja del Travis es que se alimenta de los principales traductores en línea que hay disponibles en el mercado, por lo que en teoría sus traducciones siempre serán algo mejores a las que te pueda ofrecer una sola aplicación como Google Traductor o Microsoft Traductor.

El modelo que nosotros hemos utilizado para esta prueba es el Travis Touch TT201. La versión del traductor de Travis que se vende ahora mismo en las tiendas trae conectividad 4G LTE, micrófonos duales con cancelación de ruido y carga inalámbrica. Está a la venta por 199 euros en Amazon.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *