El titular es tremendamente llamativo, propio de una novela orwelliana: durante 8 días el Instituto Nacional de Estadística (INE) va a rastrear la ubicación de todos los españoles a través de su móvil, para estudiar si trabajan de día o de noche, si viven en una ciudad dormitorio o cerca de su empleo, y a dónde se van de vacaciones en los puentes.

Un momento… ¿pero la Ley de Protección de Datos no evita que nos rastreen? ¿Cómo es posible, si yo tengo el GPS desactivado? El truco se llama datos agregados, y es legal. Las operadoras rastrear tu ubicación y comercian con esos datos, y tu no puedes hacer nada. Vamos a ver cómo funciona.

Durante años hemos vivido equivocados (o engañados, según se mire) con todo lo que se refiere a la privacidad de nuestros datos y de nuestro móvil. El escándalo de Facebook nos ha abierto los ojos, y este estudio lo hace aún más. ¿Qué es lo que va a hacer el INE, y por qué es (a priori) legal? ¿Cómo rastrean nuestra ubicación sin usar el GPS?

El INE ha llegado a un acuerdo con las tres principales operadoras españolas (Movistar, Vodafone y Orange) para rastrear la ubicación y movimientos de todos sus clientes durante ocho días. Es una iniciativa pionera a nivel mundial que hasta ahora solo se ha llevado a cabo en Holanda, pero solo con una operadora y una cantidad de usuarios mucho menor.

Para ello el INE va a dividir el país en 5.000 áreas de al menos 5.000 habitantes cada una. Lógicamente estas áreas serán más o menos grandes según la densidad de población. En Madrid y Barcelona estarán las zonas más pequeñas, con 128 áreas en cada ciudad.

Durante ocho días, del 18 al 21 de noviembre y los días 20 de julio, 15 de agosto, 24 de noviembre y 25 de diciembre, el INE recopilará datos de ubicación de todos los móviles a las 6.00, 10.00, 14.00, 18.00, 22.00 y 2.00 horas. Comparando ubicaciones los 4 días laborales se puede saber si una persona trabaja por la noche o por el día, si lo hace en su barrio o tiene que desplazarse, si vive en un ciudad dormitorio, o a dónde va a pasar la Nochebuena y la Navidad.

El rastreo permanente de la ubicación de todos los usuarios de móviles es posible sin necesidad de usar el GPS, porque los móviles están permanentemente conectados a una antena de telefonía, para recibir o realizar llamadas. Y hay tantas, especialmente en las grandes ciudades, que posiblemente tengamos una a unos pocos cientos de metros de nuestra ubicación real. Cuando nos movemos el móvil automáticamente busca la antena más cercana, cambiando de una a otra a medida que nos desplazamos. Simplemente analizando las antenas a las que se conecta un móvil las operadoras pueden saber dónde estamos, o cómo nos hemos desplazado a lo largo del día.


Estos son los teléfonos móviles más vendidos en Amazon España, entre los que destacan varios smartphones de Xiaomi, marca que domina de forma aplastante el top de esta tienda.

¿Pero no se supone que rastrear a un usuario atenta contra la privacidad de las personas? ¿Dónde está la Ley de Protección de Datos cuandos se la necesita?

Pues a priori la Ley de Protección de datos no puede hacer nada, porque lo que va a hacer el INE es completamente legal. Bienvenidos al oscuro mundo de los datos agregados…

La clave de esta iniciativa es que el INE no va a acceder directamente a los datos de las operadoras. Ellas van a recopilar las ubicaciones, van a eliminar datos privados como el número de móvil o el titular, y van a crear una base de datos que solo contiene ubicaciones anónimas. Es lo que se conoce con el nombre de datos agregados, y las operadoras comercian a menudo con ellos. Es legal, porque son datos anónimos (en teoría).


Los relojes inteligentes son un buen sustituto del móvil cuando realizas tareas que te impiden manejarlo. Vamos a echar un vistazo a los mejores relojes con GPS, ideales para hacer running y otras actividades físicas.

De esta manera el INE obtendrá información del tipo “537 personas se trasladaron de esta zona a esta otra a las 18:00” o “esta persona viajó de esta zona a esta otra el día 25“, pero sin saber quién es realmente ese usuario.

El INE asegura que si va a llevar a cabo el estudio es porque ha consultado y es completamente legal, pero abogados expertos en privacidad de datos, no están de acuerdo. El abogado David Maeztu, por ejemplo, argumenta que los datos de localización son privados y no están sujetos a estadística, ni siquiera anónima:

Incluso la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) no lo ve claro, y ha pedido explicaciones al INE, para que clarifique los protocolos que siguen las operadoras para extraer estos datos:

Lo cierto es que el estudio plantea varias cuestiones legales que los expertos tendrán que aclarar. Por un lado está el hecho de que las operadoras puedan rastrear a sus clientes sin su permiso, aunque los datos se usen de forma anónima. E incluso comerciar con ellos.

Por otro, para realizar esa ubicación a nivel técnico la operadora asocia un móvil, es decir, su tarjeta SIM, a una antena. Aunque los datos que se extraen sean anónimos, en uno de esos pasos se recopila la ubicación de una tarjeta SIM que está asociada a un titular, y por tanto se está accediendo a un dato privado, aunque luego se deseche. 

La AEPD tendrá que aclarar si es legal ese acceso sin el permiso del titular. No tiene mucho tiempo: la primera medición del INE se llevará a cabo el 18 de noviembre.





Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *