Hace apenas unos días comenzó una de las misiones más interesantes para conocer cómo es el universo en todo su esplendor. El telescopio alemán eROSITA utiliza rayos X y siete cámaras para fotografiar el espacio profundo, y ya tenemos las primeras imágenes del universo como nunca lo habíamos visto hasta ahora.

Además de la NASA con su nuevo telescopio, una de las misiones que más llama la atención es la ruso-germana Spektrum-Roentgen-Gamma, o SRG por sus siglas (y más fácil de recordad). Se trata de una misión que pone en órbita dos telescopios, el ruso ART-XC y el alemán eROSITA que completó su viaje de 1,5 millones de kilómetros a finales de septiembre. Ahora, en una órbita alrededor de L2. ya está plenamente operativo.

El objetivo de eROSITA es el de crear un mapa del universo como nunca lo hemos visto hasta ahora gracias tanto a sus siete cámaras como a los detectores de rayos-X que tiene cada uno de los sensores. De esta manera, se puede estudiar el universo en varias frecuencias, y la primera foto es tan espectacular como informativa.

Esta primera imagen de luz de eROSITA se ha capturado utilizando los siete módulos de imagen del telescopio y nos permite ver la galaxia vecina, Gran Nube de Magallanes, en la que podemos ver los restos de supernovas que explotaron hace más de 30 años y cuya luz aún se propaga por el espacio.

Este tipo de imagen nos permite ver las estrellas y otras galaxias como nunca las habíamos visto hasta ahora y, para Peter Predehl, investigador principal tras el proyecto, son imágenes que nos permiten ver, por primera vez, la belleza del universo oculto.

Las primeras fotos de eROSITA demuestran que los sensores tienen la suficiente sensibilidad como para detectar los cúmulos de galaxias distantes y ”ordenarlas” espacialmente y, aunque es un gran avance, se puede ir mucho más lejos, como la declarado Predehl sin dar más detalles al respecto.

Además de capturar la Gran Nube de Magallanes con un detalle imposible hasta ahora, el telescopio alemán ha capturado imágenes de A3391/2295, dos galaxias que están muy juntas a una distancia de unos 800 millones de años de la Tierra, como podemos ver en Space:

De nuevo, estas imágenes son posibles gracias a la colaboración de los siete sensores del telescopio, aunque debido a la enorme distancia a la que se encuentran, no tenemos tanto detalle como sí presenciamos en la Gran Nube de Magallanes.

Se trata de los primeros pasos del telescopio ruso-alemán. Ahora solo queda esperar nuevas imágenes que muestren la belleza del universo.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *