Muchos supermercados ofrecen la opción de recoger la compra sin bajar del coche. La pides por Internet, te la preparan ellos, y te la entregan cuando llegas. Pero son los dependientes del supermercado los que eligen los productos que meten en tu cesta de la compra. La empresa turca Dahir Insaat ha ideado un sistema muy curioso, bastante diferente: Drive Market, el supermercado al que entras a comprar sin bajar del coche.

Dahir Insaat es una empresa turca fundada por el ingeniero e inventor ruso Dahir Semenov. Actualmente se dedica a desarrollar proyectos de construcción, pero también propone nuevas ideas y conceptos, como este supermercado para coches o un espectacular tren volador que mostramos hace unas semanas.

En este vídeo puedes ver su concepto de supermercado al que puedes entrar conduciendo, en dos modalidades diferentes: en una hacemos la compra sin bajar del vehículo, y en otra lo dejamos aparcado en los estantes y salimos a seleccionar los productos:

La idea es conducir hasta uno de los estantes libres que hay en el recinto. Estos estantes almacenan todos los productos básicos, ya que son muy altos. Nos acercamos al estante y vamos colocando los artículos en una cinta transportadora, desde la propia ventanilla del vehículo.

Un botón permite cambiar la bandeja de los productos en el estante, para seleccionar diferentes categorías: fruta, verdura, carne, bebidas, etc.

Los artículos de la cinta transportadora llegan hasta la caja, en donde el dependiente los introduce en bolsas. Allí acudimos con el coche a pagar, y recogemos las bolsas por la ventanilla. Un camino lateral nos lleva hasta la salida.


 Cada vez que vas a hacer la compra, desde el momento en que entras en la tienda estás viendo ante tus ojos exactamente lo que los responsables del supermercado quieren que veas. Vamos a ver 20 trampas que utilizan para que acabes gastando siempre más dinero.

Hemos hecho la compra sin bajar del coche, pero la gran diferencia con los métodos actuales es que somos nosotros los que elegimos los productos, y no tenemos que hacer pedidos previos.

Parece un sistema complicado y caro de implementar, pero la idea es realmente curiosa.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *