Disney+ ya tiene fechas y precios de lanzamiento en varios países: Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Países Bajos. Sin embargo, a España todavía no llegará. A las exigencias que requiere un despliegue como el que deben hacer se suma un problema añadido que les obligará a atrasar su llegada hasta finales de 2020: un acuerdo firmado con Movistar.

Seguramente era complicado imaginar el proyecto Disney+ cuando en noviembre de 2017 Movistar y Disney firmaron un contrato por los derechos de emisión de algunos de sus programas. El contenido del contrato otorgaba los derechos de emisión de las películas de Disney que no fuesen estrenos a la plataforma Movistar+.

Como bien saben muchos, Movistar+ tiene Movistar Disney, donde emite contenido de calidad y referencia de la productora estadounidense. Este canal de pago es uno de los que suman mayor número de suscriptores en Movistar+ y en el que se emiten los contenidos acordados por las compañías.


El próximo 12 de noviembre, Disney+ será una realidad. El servicio de vídeo por streaming de Disney que se esperaba para comienzos de este año va a tardar algo más de la cuenta en llegar, pero lo hará cargado de series y películas. Y ya sabemos cuál será el contenido de Disney+ en su inicio.

Junto a Sky, Movistar es otra de las grandes plataformas que logró en el pasado tener un canal de Disney bajo su marca. La empresa tuvo buen ojo a la hora de contratar algunos de sus productos. Recordemos que también mantiene en primicia la emisión de algunas de las series más importantes de Netflix, como House of Cards u Orange Is the New Black. Algo que ha provocado el desconcierto de muchos suscriptores de Netflix que no pueden disfrutar todavía de estos productos.

El contrato, firmado en 2017, expira en noviembre de 2020, por lo que se hace complicado que Disney mueva ficha para tratar de poner fin al acuerdo, más todavía cuando no se han anunciado las fechas de su despliegue en la gran mayoría de países de la Unión Europea.

Tampoco se descarta que llegado el momento ambas compañías prorroguen el contrato o busquen una estrategia común de cara a lograr imponerse a la competencia. De aquí a finales del año que viene queda mucho camino y los movimientos empresariales son imprevisibles en ocasiones.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *