Otro número de tres dígitos para emergencias. Pero en este caso, para emergencias informáticas. En las próximas semanas entrará en funcionamiento el 017, el nuevo número para la línea de ayuda en ciberseguridad.

Este miércoles se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado una resolución de la Secretaría de Estado para el Avance Digital, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, por la que se atribuyen estos tres dígitos al servicio del Instituto Nacional de Ciberseguridad, el INCIBE.

La Oficina de Seguridad del Internauta del INCIBE prestaba hasta ahora este servicio a través del 900 116 117 todos los días en un horario ininterrumpido de 09.00 a 21.00 horas. En su propia página web ya advierten que en los próximos meses este número será sustituido por el 017.

Este servicio de atención telefónica no sustituye un formulario en línea que se puede realizar a través de la propia web de la OSI, por el cual la administración del Estado procura ayudar a los ciudadanos que hayan visto su ciberseguridad comprometida.

En concreto, la OSI atiende consultas sobre desinfecciones de virus informáticos o casos de fraudes por estafas con phising o ransomware.

Además de atención al internauta medio, el servicio de atención telefónica que responderá al 017 también contará con un servicio pormenorizado para asesorar a menores y a padres “tanto a la hora de educar como de prevenir” sobre el “uso seguro y responsable” de los menores en la red.


Estos son los ordenadores portátiles más vendidos en Amazon España, la principal tienda online de nuestro país. Triunfan los equipos con mejor relación calidad-precio.

También cuenta con asistencia para empresas que plantean la resolución de problemas de ciberseguridad, procuran herramientas de autodiagnóstico e incluso ofrecen kits de concienciación para las plantillas de las compañías que quieran proteger mejor sus activos en la red. Las pymes, en concreto, fueron el principal objetivo de ciberataques el año pasado.

Todos estos recursos los ofrece el propio INCIBE, y llega apenas unas semanas después de que varias administraciones sufriesen ataques informáticos por ransomware.

El último caso más conocido ha sido el del Ayuntamiento de Jerez, que vio toda su red informática comprometida después de que un funcionario de la plantilla abriese un correo electrónico que en realidad incluía dos virus que bloquearon toda la red.

Millones de datos protegidos de ciudadanos europeos están a punto de caer en un limbo legal con un Brexit sin acuerdo, por lo que algunas empresas están sacando sus servidores de Reino Unido

Fue un ataque de ransomware que comprometió a la administración local. Este tipo de ataques informáticos comprometen los archivos de la red municipal mediante un encriptamiento. Para poder desencriptarlo, los hackers suelen pedir un rescate a pagar en bitcoins o criptomonedas. En este caso no trascendió la cuantía económica.

Sin embargo, sí se requirió de una intervención del equipo del Centro Nacional de Criptología, que depende de la agencia responsable de la defensa e inteligencia españolas, el CNI.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *