Las opciones son buenas hasta que dejan de serlo. Los fabricantes de móvil a menudo se esfuerzan por cubrir más gamas de producto y plantear una alternativa válida para cada usuario (y para cada bolsillo), pero ese esfuerzo puede plantear una desventaja para el fabricante más que una ventaja.

Eso es lo que podría ocurrir con OnePlus, que en 2019 ha dado un giro a su estrategia de años anteriores. De repente nos encontramos con un catálogo con el OnePlus 7, el OnePlus 7 Pro, el OnePlus 7T y el OnePlus 7T Pro. Las diferencias entre unos y otros no son tan claras, y nos preguntamos si esto no irá en contra del fabricante chino.


Una tabla para compararlos a todos

El catálogo de OnePlus se ha renovado este año no con uno ni con dos modelos, sino con cuatro distintos que plantean distintas mejoras y que tienen el mismo problema (doblado) que en años anteriores: las diferencias entre unos y otros pueden no ser especialmente notables.

OnePlus 7

OnePlus 7T

OnePlus 7 Pro

OnePlus 7T Pro

DIMENSIONES Y PESO

157,7 x 74,8 x 8,2 mm
182 g

160,94 ×74,44 × 8,13 mm
190 g

162,6 x 75,9 x 8,8 mm
206 g

162,6 x 75,9 x 8,8 mm
206 g

PANTALLA

AMOLED 6,41″
2.340×1.080, 402 ppp,19.5:9

AMOLED 6,55″
2.400 x 1.080, 402 ppp, 20:9
Tasa de refresco de 90Hz

Fluid AMOLED 6,67″
3.120 x 1.440, 516 ppp, 19.5:9
Tasa de refresco de 90 Hz

Fluid AMOLED 6,67″
3.120 x 1.440, 516 ppp, 19.5:9
Tasa de refresco de 90 Hz

PROCESADOR

Snapdragon 855, octa core 2,96 GHz
GPU Adreno 640

Snapdragon 855, octa core 2,96 GHz
GPU Adreno 640

Snapdragon 855, octa core 2,84 GHz
GPU Adreno 640

Snapdragon 855+, octa core 2,96 GHz
GPU Adreno 640

RAM

6/8 GB LPDDR4X

8 GB LPDDR4X

6/8/12 GB LPDDR4X

8 GB LPDDR4X

ALMACENAMIENTO

128/256 GB UFS 3.0

128/256 GB UFS 3.0

128/256 GB UFS 3.0

256 GB UFS 3.0

SOFTWARE

OxygenOS sobre Android 9

OxygenOS sobre Android 10

OxygenOS sobre Android 9

OxygenOS sobre Android 10

CÁMARAS TRASERAS

Principal: Sony IMX586, 48 MP (0,8 µm) f/1.7, OIS
Secundaria: 5 MP, f/2.4, 1,12 µm
Sensor de profundidad
Vídeo: 4K 30/60 fps, FullHD 30/60 fps, cámara lenta hasta 960 fps (HD).

Principal: Sony IMX586, 48 MP (0,8 µm) o 12 MP (1,6 µm), f/1.6, OIS + EIS
Telefoto: 12 MP (1 µm), f/2.2
Ultra-angular: 16 MP, f/2.2, ángulo de 117°
Vídeo: 4K 30/60 fps, FullHD 30/60 fps, cámara lenta hasta 960 fps (HD).

Principal: Sony IMX586, 48 MP (0,8 µm) o 12 MP (1,6 µm), f/1.6, OIS + EIS
Telefoto: 8 MP (1 µm), f/2.4, OIS
Ultra-angular: 16 MP, f/2.2, ángulo de 117°
Vídeo: 4K 30/60 fps, FullHD 30/60 fps, cámara lenta hasta 960 fps (HD).

Principal: Sony IMX586, 48 MP (0,8 µm) o 12 MP (1,6 µm), f/1.6, OIS + EIS
Telefoto: 8 MP (1 µm), f/2.4, OIS, zoom 2.87x
Ultra-angular: 16 MP, f/2.2, ángulo de 117°
Vídeo: 4K 30/60 fps, FullHD 30/60 fps, cámara lenta hasta 960 fps (HD).

CÁMARA FRONTAL

Sony IMX471, 16 MP (1 µm), f/2.0, EIS, vídeo FullHD 30 fps

Sony IMX471, 16 MP (1 µm), f/2.0, EIS, vídeo FullHD 30 fps

Sony IMX471, 16 MP (1 µm), f/2.0, EIS, vídeo FullHD 30 fps

Sony IMX471, 16 MP (1 µm), f/2.0, EIS, vídeo FullHD 30 fps

CONECTIVIDAD

LTE Cat 18, WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, USB-C

LTE Cat 18, WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, USB-C

LTE Cat 18, WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, USB-C

LTE Cat 18, WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, USB-C

OTROS

Lector de huellas en pantalla
Desbloqueo facial
Altavoces estéreo

Lector de huellas en pantalla
Desbloqueo facial
Altavoces estéreo

Lector de huellas en pantalla
Desbloqueo facial
Altavoces estéreo
Cámara frontal pop-up

Lector de huellas en pantalla
Desbloqueo facial
Altavoces estéreo
Cámara frontal pop-up

BATERÍA

3.700 mAh
Warp Charge 20 W

3.800 mAh
Warp Charge 30T (30 W)

4.085 mAh
Warp Charge 30T (30 W)

4.000 mAh
Warp Charge 30T (30 W)

PRECIO

559/609 euros

Por confirmar

709/759/829 euros

Por confirmar

El principal damnificado de este catálogo es el OnePlus 7 básico y sin apellidos, que se queda atrás en todo: su cámara dual es decente pero no puede con la versatilidad de sus hermanos mayores, y no estar dotado de esa pantalla con frecuencia de refresco de 90 Hz es otra de sus grandes deficiencias a nivel comparativo.

A partir de ahí nos encontramos con un catálogo en el que cada modelo ofrece “un poquito más” que su predecesor, pero sin que esas diferencias sean realmente notables.

Qué cambia de uno a otro

La tabla con todas las especificaciones de cada uno de los modelos de 2019 permite hacer un recorrido por todas las opciones que OnePlus está dando con estos nuevos modelos, pero también puede ser un poco confusa consultarla para tratar de encontrar esas diferencias entre unos y otros.

Por eso queríamos hacer un breve resumen de algunas de las comparaciones más obvias entre modelos de OnePlus de este año. Así, esto es lo que cambia entre distintos modelos de ese catálogo y lo que es más destacable entre unos y otros.

  • Del OnePlus 7 al OnePlus 7 Pro: diferencias mucho más notables debido a que el OP7 es el claro modelo de base. En el OP7 Pro contamos con una pantalla más amplia y que sobre todo destaca por soportar frecuencia de refresco de 90 Hz. Además tenemos más batería (4.000 vs 3.700 mAh), un mejor conjunto de cámaras (48+16+8 frente a 48+5) y por supuesto la presencia de una cámara frontal pop-up en lugar de la cámara frontal con notch en forma de gota del OnePlus 7.
  • Del OnePlus 7 al OnePlus 7T: de nuevo el OP7 se queda atrás gracias sobre todo a que el 7T cuentan con pantalla de 6,55 pulgadas con frecuencia de refresco de 90 Hz que no tiene el modelo básico. Ganamos además en el conjunto de cámaras, algo más de batería (3.800 mAh) y carga rápida mejorada (30 W frente a 20 W).
  • Del OnePlus 7T al OnePlus 7 Pro: dos modelos muy similares y que cuentan con una pantalla con soporte de frecuencia de refresco de 90 Hz, aunque la resolución del Pro es superior. El Snapdragon 855+ da algo más de alegría, y cuenta con Android 10 de serie aunque de nuevo tiene mininotch en lugar de cámara selfie pop-up. La lente del telefoto es ligeramente distinta, y permite zoom óptico de 2,87x.
  • Del OnePlus 7 Pro al OnePlus 7T Pro: muy pocas diferencias entre los dos modelos estrella de cada hornada. Las pantallas son idénticas en casi todo aunque en OnePlus aseguran que el nuevo material de fabricación reduce la emisión de luz azul en un 40%. Contamos con Android 10 de serie, con el Snapdragon 855+ que es algo más potente y con una carga rápida mejorada también sensiblemente. La batería es también ligeramente superior en capacidad.

Como decíamos, salvo en el caso del OnePlus 7 que queda claramente atrás en cuanto a prestaciones, las cosas se ponen difíciles con el 7T, el 7 Pro y el 7T Pro, que tienen muchas más similitudes y que por tanto apuestan a detalles muy específicos para tratar de convencer al usuario.

Cosas como el tamaño y la resolución de pantalla, contar con un procesador algo más potente, contar con algo más de batería o con la cámara pop-up son argumentos para un fabricante que por ejemplo no plantea diferencias en el apartado fotográfico, uno de los que a menudo más se aprovechan para establecer esos “escalones” que faciliten al usuario saber qué modelo puede compensarle más.

Y ese, como veremos, es precisamente el problema.

Las comparaciones son odiosas, y si solo pasan 6 meses, más

La estrategia de OnePlus no es desde luego nueva en el mundo de la telefonía, pero otros fabricantes hacen una diferenciación mucho más clara de los modelos que presentan en primavera y los que presentan a finales de verano o en otoño.

Es el caso de Samsung, que este año ha planteado por un lado sus Galaxy S10e/S10/S10+ y por otro acabó presentando hace unas semanas sus Galaxy Note 10 y sus Galaxy Note 10+. Es cierto que las diferencias en muchos apartados no son tan claras, pero por ejemplo el soporte del S-Pen es argumento suficiente para justificar hasta cierto punto ese catálogo de móviles de gama alta.

Lo mismo ocurre con LG, que a principios de año presentó el LG G8 ThinQ y que pocos meses después lanzaba un LG V50 ThinQ 5G con más cámaras, más batería, más pantalla y el soporte de conectividad 5G que le da nombre.

Con OnePlus las diferencias no son tan patentes entre esos modelos de la gama, y eso hace que una idea interesante —más variedad para adaptarse a cada usuario— acabe siendo un problema. Los modelos son tan parecidos (salvo en el caso del OnePlus 7) que es complicado decidir cuál es el óptimo en cada caso.

De hecho OnePlus parte de una premisa válida: entre el modelo normal y el modelo Pro sí había claras diferencias con el OnePlus 7. El problema es que el salto a los modelos “T” ha sido confuso aunque es cierto que OnePlus no acaba de dar con la tecla a la hora de diferenciar sus gamas “primaverales” y las “otoñales”.

Ocurrió algo parecido con el OnePlus 6 y el OnePlus 6T. El segundo modelo disponía de más pantalla y batería, pero por lo demás contábamos con el mismo diseño para un modelo que además perdía el jack de auriculares con el 6T. Con un cambio de precio sensible y sin mejoras en el ámbito fotográfico, una vez más parecía extraño que OnePlus planteara un móvil que no era un salto demasiado notable en relación precio/prestaciones.

OnePlus dice adiós a los cholloteléfonos

No solo eso: la estrategia de OnePlus puede ser contraproducente para sus ventas, porque los usuarios pueden “pasar” de los modelos primaverales pensando que 5 o 6 meses después acabarán teniendo los modelos “T” con mejores prestaciones y probablemente un precio similar.

Qué tiempos aquellos.

De hecho el pensamiento para algunos usuarios es lógico: “¿para qué me voy a comprar el OnePlus 6 o el OnePlus 7 cuando se va a quedar “antiguo” a los 5 meses?”. Es cierto que a fin de cuentas el salto en especificaciones no es destacable como hemos visto, pero de repente esa sensación de “no tener ya lo último” puede ser algo que vaya en contra de la intención de compra para el usuario de OnePlus.

El otro gran factor que puede ir en su contra es el de que OnePlus fue durante mucho tiempo una fantástica opción para quienes buscaban una buena relación precio/prestaciones. Su OnePlus One fue un verdadero “cholloteléfono” y se convirtió en todo un éxito gracias a que ofreció prestaciones fantásticas a un precio muy contenido.

Desde que se produjo aquel lanzamiento, no obstante, OnePlus ha ido distanciándose de esa estrategia. Lo ha hecho con mejoras interesantes, desde luego, y lo demuestra esa tasa de refresco de 90 Hz que hace que todo se mueve con una fluidez espectacular al manejar el teléfono.

Sin embargo esa ventaja no parece tan importante como la de una apuesta mucho más fuerte por el terreno fotográfico, y quienes buscan un móvil top en este ámbito normalmente no piensan en este fabricante.

Así pues, será interesante ver cómo le funcionan este año las ventas a una OnePlus que se ha desdoblado de una forma algo extraña, pero de seguir con esta filosofía quizás sería deseable contar con modelos más diferenciados y diferenciables: que los usuarios sepan que ese modelo con la “T” y el “Pro” es realmente diferencial debe notarse mucho más tanto en el interior como en el exterior.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *