María Gámez (Sanlúcar de Barrameda, 1969) es hija de un farero. Y siempre lo tiene muy presente. Es la menor de una familia muy numerosa y ahora tendrá el encargo del ministro Fernando Grande-Marlaska de dirigir la Guardia Civil.

Sin vocación para la política, esta alta funcionaria de la Junta de Andalucía ha venido acumulando cargos en la Junta, en el Ayuntamiento de Málaga (fue dos veces candidata a la Alcaldía) y en el último año y medio como subdelegada del Gobierno.

La proyección de Gámez tuvo su punto álgido justo hace un año, cuando desapareció el niño Julen Roselló. Durante 13 días dirigió el operativo desde Totalán (Málaga), a pie de obra. En una entrevista concedida a El Confidencial, dijo: “El rescate de Julen me ha hecho tener más confianza en la bondad humana”.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *