En China se dan muchas paradojas. Es uno de los países más restrictivos en algunos aspectos, con uno de los sistemas de reconocimiento facial más avanzados que existen. Quizá por eso, también es el primer país que va a legislar contra el que puede ser uno de los grandes problemas de cara al futuro: a partir de enero prohibirá los deepfakes.

Los conocidos como deepfakes que proliferaron en principio con el mundo del porno pero que pronto hemos visto en otras áreas, como la política o incluso aplicaciones móviles, pueden suponer un problema importante para los ciudadanos por su cada vez más sencilla creación.

Con el objetivo de limitar en lo posible su difusión, en China van a pasar a ser ilegales y conllevarán una pena de cárcel. No solo la creación, también la difusión de estos.

Esta nueva legislación se unirá a la prohibición de difundir y crear fake news que ya existe. Pero no debe considerarse como una legislación únicamente contra las imágenes manipuladas con la intención de suplantar a una persona, también entrará dentro del delito el que se haga con audio, como puede ser una llamada telefónica.

Todo esto lo regulará la Administración del Ciberespacio de China a partir del 1 de enero. El motivo expuesto es que los deepfakes pueden ser un peligro para la seguridad nacional o el orden social.


A medida que crece el uso de nuevas tecnologías también aumenta la información que recogen. Nuestros móviles guardan datos, las cámaras en las calles envían las imágenes a sistemas de reconocimiento facial… Es complicado moverse sin dejar un rastro de datos.

En caso de que algún medio de comunicación quiera emitir un contenido similar por algún motivo permitido de forma excepcional, tendrá que avisar con claridad de que se trata de este tipo de contenido.

Pero se piensa que China no será el único país que legisle algo similar, el estado de California ya tiene una ley parecida y en algunos países se debate sobre el modo de controlar o penalizar este tipo de contenido.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *