No me cansaré de repetirlo: estamos en una época esplendorosa para los géneros de la fantasía, ciencia ficción y terror. Y ya no estamos hablando únicamente de la literatura, donde se publica más que nunca, sino también en el cómic. Al igual que con la literatura, el género no ha dejado de tener momentos más precarios y otros mucho más prolíficos en el mundo de las viñetas.

Aunque en este mundo estamos dominados muchas veces por los estadounidenses, en Europa también tenemos grandes autores de cómics que se han adentrado en la fantasía y la ciencia ficción. Así, en Xataka vamos a hablar de 21 cómics sensacionales del género realizados por autores españoles.

‘Beowulf’, de Santiago García y David Rubín

Una inmensa adaptación del celebérrimo poema épico medieval que, además, llegó a estar nominada el año pasado al premio Eisner a mejor adaptación desde otro medio. Desde la sencillez, García y Rubín reconstruye esta obra pilar de la literatura anglosajona con la historia de este héroe y su batalla contra Grendel.

Beowulf (Sillón Orejero)

‘La saga de Atlas y Axis’, de Pau

Lo que más llama la atención del cómic de Pau es ese aroma a BD fantástico de toda la vida que no se prodiga (como veremos en esta selección) demasiado en el mercado español. Claro, se explica porque esta aventura de perros vikingos que deciden viajar hacia lo desconocido, se publicó primero en Francia antes que llegar aquí.

La saga de Atlas y Axis 1

‘¡Universo!’, de Albert Monteys

Excelente antología en el que Albert Monteys hace una carta de amor a la ciencia ficción en todo su esplendor. Ya sea el de monstruitos especiales o las sofisticaciones del cyberpunk, decenas de historias se pasean por este cómic digital (que podéis leer también en papel).

¡Universo! (Sillón Orejero)

‘Arrowsmith’, de Kurt Busiek y Carlos Pacheco

Vayamos a todo un “clásico moderno”, aunque esta vez sea con guion de un estadounidense como el magnífico Kurt Busiek. Un pequeño ejercicio de fantasía “histórica” ambientada en 1915. Soldados, magia y dragones deberán alzarse con la victoria en un título de estos que se echan mucho de menos.

Arrowsmith: Qué elegantes de uniforme

‘El velo’, de El Torres y Gabriel Hernández

Si seguimos hablando de obras nacidas en el mercado estadounidense, ahí tenemos ‘El velo’ en el que el malagueño El Torres y el melillense Gabriel Hernández (‘La visión’, por ejemplo), nos acercan al terror paranormal en una excelente miniserie protagonizada por una joven con la capacidad de ver a través del velo que separa nuestra realidad y la de “lo paranormal”.

‘Érase una vez en el futuro’, de Carlos Giménez

Aunque las primeras obras que nos pueden venir a la cabeza de Carlos Giménez sean las costumbristas ‘Paracuellos’ y ‘Barrio’, el autor también se adentró un puñado de veces en la ciencia ficción. Una de ellas fue ‘Érase una vez en el futuro’, en la que adaptaba relatos de Jack London y Stanislaw Lem.

‘Dani Futuro’, de Carlos Giménez y Víctor Mora

Aunque si hablamos de Carlos Giménez y ciencia ficción, no podemos dejar de hablar de la “recientemente” recuperada ‘Dani Futuro’ en el que, en colaboración con Víctor Mora, nos presenta las imaginativas aventuras de un joven de 1970 que es “descongelado” en el siglo XXII.

‘Historias de taberna galáctica’, de Josep María Beà i Font

Pocas obras merecen el calificativo de clásicos del cómic de ciencia ficción como ‘Histoiras de taberna galáctica’ del catalán Josep María Beà i Font. Publicada originalmente en la 1984 de Toutain, en cada episodio, magistralmente enarbolado, se dan la mano dos versiones de la misma historia: la real y la que se cuenta.

Historias de taberna galáctica – Edición definitiva

‘El prisionero de las estrellas’, de Alfonso Font

Otro clásico es ‘El prisionero de las estrellas’, en el que Alfonso Font pasa al formato largo para contar una historia protagonizada por un misterioso personaje que logra escapar de una prisión. No sabemos nada más de él, pero a lo largo del cómic nos adentramos en una gran guerra y una acertada mezcla de elementos de ciencia ficción.

‘Zora y los Hibernautas’, de Fernando Fernández

Quizá el mayor problema que tenga esta pedazo de obra es que su guion no llega a la altura del espectacular dibujo que posee. Pero eso no quita para que no podamos disfrutar de una obra post-apocalíptica ambientada en un futuro en el que se ha creado una sociedad de mujeres.

‘Orlando y el juego’, de Luis Durán

Probablemente la obra más compleja y ambiciosa del guipuzcoano sea esta serie de álbumes que mezcla géneros en el viaje por el multiverso de un perseguido y su perseguidor. Un juego de gato y ratón que se complementa con la revisita a muchos de los juegos a los que hemos jugado en nuestra infancia: desde la Oca al Escondite.

ORLANDO Y EL JUEGO I (LA SOCIEDAD DE LA NIEBLA).

‘Roco Vargas’, de Daniel Torres

Creada a comienzos de los ochenta, sus nueve tomos consolidan la obra del valenciano como una de las series más veteranas de la ciencia ficción comiquera. Un ejercicio de retrofuturismo inspirado en Flash Gordon y los héroes pulp de los 30 para contarnos las aventuras de un escritor que viaja por todo el sistema solar salvando a la humanidad.

‘Mirror’, de Emma Ríos y Hwei Lim

Inteligentísima obra en la que Emma Ríos propone la historia de un misterioso asteroido habitado por todo tipo de criaturas fantásticas y mitológicas y los humanos que los crearon. Al principio es una obra densa, pero el precioso dibujo de Lim invita a continuar y perderte por una obra fantástica.

‘El cazador de Rayos’, de Kenny Ruiz

La reciente edición “25 aniversario” hace que el siguiente ítem de esta lista sea este cómic post-apocalíptico que nos lleva a un mundo de nubarrones y tormentas perpetuos y en el que un joven descubre estar en el centro de la profecía que habla del regreso de la luz del Sol. Un dibujo fantástico con un guion que ya entonces (Ruíz tenía 23 años cuando la comenzó) demostraba un saber hacer envidiable.

El cazador de rayos integral

‘Los reyes elfos’, de Víctor Santos

En una época de precariedad en la (mal llamada) industria del cómic español, ‘Los reyes elfos’ de Víctor Santos fue lo más parecido que podíamos tener al maná a principios de siglo XXI. Toda una bendición en forma de saga nórdica con una mirada ligeramente más cercana a Dungeons Dragons que a Tolkien.

Los Reyes Elfos: Glirenn. La reina de los Elfos negros. (Cómic)

‘…No Option!’, de Pep Pérez

Si nos metemos en el terreno de la space opera sin complejos que abraza el pulp y lo “serie B”, tenemos en el ‘…No option!’ de Pep Pérez una gran opción. Nazis, lombrices gigantes y dinosaurios espaciales pululan a lo largo y ancho de sus páginas.

‘Pablo & Jane en la dimensión de los monstruos’, de José Domingo

Más cercano a un “Dónde está Wally” que a un cómic al uso, la propuesta de José Domingo es encantadora, cautivadora e imaginativa. La historia gira en torno a dos hermanos que, en una tarde aburrida, entran en la dimensión de los monstruos, de la que tendrán que huir.

Pablo & Jane en la Dimensión de los Monstruos (Gugú)

‘Los dientes de la eternidad’, de Jorge García y Gustavo Rico

Una toma patria de la conocida como caída de los aesires con la historia de un anciano guerrero nórdico dispuesto a entrar en el Valhalla. Un comienzo apabullante que nos lleva por una gran saga que, jugando con los grandes eddas, logra salir victorioso.

LOS DIENTES DE LA ETERNIDAD

‘Cosmonauta’, de Pep Brocal

La** soledad del espacio y la relación del hombre con su entorno es el motor de Pep Brocal** para contar la historia de un joven hombre que es lanzado al confín del universo como parte de un proyecto para lograr contactar con Dios y pedirle una segunda oportunidad para la Tierra.

Cosmonauta (Sillón Orejero)

‘Maldita casa encantada’, de Artur Laperla

Ahora que vuelve a estar “de moda” el tema del “elige tu propia aventura”, no está de más recomendar ‘Maldita casa encantada’, en el que Artur Laperla nos da una dosis de nostalgia ochentera con la historia de una chica que decide entrar a una casa abandonada y el resultado es algo muy divertido.

Maldita casa encantada (Cómic / Nov. Gráfica)

‘El subsuelo’, de Víctor Solana

Víctor Solana se inspira en la caverna de Platón, de ‘1984’ y tantas distopías clásicas con la historia de una ciudad del subsuelo de una Tierra cuya superficie se ha vuelto inhabitable. Solana demuestra entender la narrativa del cómic de forma magistral, ofreciéndonos toda una gran delicia en lo visual.

El subsuelo: 3 (Thermozero)

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.



Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *